viernes, 15 de abril de 2011

1º de Secundaria en Guadalupe y Puerto Peña.

El miércoles 13 de abril viajamos a Guadalupe, muchos de nosotros era la primera vez que lo hacíamos hasta allí; nos acompañaban nuestras tutoras de 1º A y 1º B, las Srtas. Matilde y Cándida y también D. Guillermo.


Después de dos horas en el autobús y atravesando muchos parajes que estaban preciosos por la primavera, atravesamos unas montañas y apareció ante nosotros el Monasterio de Guadalupe. Tuvimos suerte, en la visita nos acompañó un guía que nos fue explicando detenidamente, primero el Museo de Bordados antiguos con las ropas que vestían los monjes jerónimos y los franciscanos más recientemente en sus actos religiosos. Luego admiramos la sala de Libros Cantorales miniados con unas pinturas primorosas y unas partituras grandísimas para que las vieran bien los monjes.

Posteriormente seguimos visitando las diversas salas, como la de pintura y escultura, donde había hasta un cuadro de Goya; la sala de las reliquias con restos de huesos de santos. Llegamos por fin a la Sacristía donde se encuentran los famosos cuadros de Zurbarán, el pintor extremeño de Fuentedecantos. Al final de la visita acompañados por un joven fraile franciscano tras ver el coro, pasamos al lugar más importante del Monasterio, el camarín de la Virgen de Guadalupe. Se mostró muy cariñoso con nosotros y con recogimiento dio la vuelta a la imagen, admirando a muy corta distancia a la patrona de Extremadura y pidiéndole gracias para nuestros familiares y amigos. Nos portamos muy bien.
Terminada la visita, los profesores nos dieron una hora libre para recorrer el pueblo y adquirir algún recuerdo para nuestras familias.


Luego emprendimos una excursión totalmente diferente, nos marchamos hacia el embalse García Sola, cercano a Valdecaballeros. Llegamos a Puerto Peña y nos bajamos a la zona de merenderos y playa, donde primeramente almorzamos y descansamos un rato, para seguidamente disfrutar de la Naturaleza. Unos practicaron senderismo, otros escalaron a las rocas escarpadas que rodean el pantano, otros con afición a la pesca montaron la caña y…pescaron, pero los peces los devolvieron al agua deportivamente. Las chicas más atrevidas se atrevieron a darse un baño.


Por fin decidimos volver hacia Almendralejo, pero seguía habiendo ganas de pasárselo bien y al llegar a Mérida, hicimos una parada en “El Foro”, que nos hizo el día aún más completo.